Castellar Viejo por el sendero del Cañuelo



Ruta:   Castellar Viejo por el sendero del Cañuelo.





Detalles del recorrido


Ruta circular que discurre por la finca en común de vecinos La Boyal, a través del Sendero del Cañuelo hasta lo alto de la fortaleza medieval de Castellar de la Frontera. Se completa el trayecto por una antigua calzada romana, conservada en buen estado, coincidente con un tramo del sendero GR-7.





Longitud
 9.5 km. Circular.
Dificultad
 Media.
Tiempo
 4 horas.
Fecha
 Primavera/2017
Lugar
 Los Alcornocales.


  • La valoración de la dificultad y el tiempo de realización de la ruta se conforman de acuerdo con las características del recorrido, según nuestras experiencias y apreciaciones. Por supuesto estas valoraciones no tienen que coincidir con las estimaciones de otras personas, son totalmente orientativas.
  • Varios son los elementos que tenemos en cuenta para valorar la dificultad del itinerario: el perfil de alturas o variaciones de desnivel, la orografía del terreno y la longitud del recorrido.
  • En el tiempo de realización comprende, ademas de la mayor o menor dificultad del trayecto, las pausas para contemplar el entorno natural y el patrimonio étnico que se encuentran en el itinerario.
  • Recomendación: Cuando salgas de ruta, planifica bien el recorrido y ten en cuenta un elemento determinante, la climatología. El éxito de la ruta consiste en disfrutar de la experiencia y volver a casa sin problemas.

"Lo importante no es el fin del camino, sino el camino.
 Quien viaja demasiado aprisa se pierde la esencia del viaje".


"No esperes el momento perfecto, toma el momento y hazlo perfecto".

"Conocer para amar.

Amar para conservar".




*Pincha sobre una imagen y podrás verlas todas en pantalla completa*

RUTA


Se comienza la ruta junto a la Venta Jarandilla. Tras cruzar el arroyo, se obvia el sendero balizado de la calzada medieval, tomando el Sendero del Cañuelo, el cual discurre en paralelo al arroyo de la Jarandilla. El sendero marcado  se adentra sobre una naturaleza agreste, un bosque de alcornoques. En los claros del alcornocal se avista el Castillo de Castellar.



















El itinerario busca encontrar un conjunto de tumbas antropomorfas, excavadas en la roca. A continuación el sendero arriba junto a una choza, lugar donde aparece un “lagar” de época tardorromana (siglos VI-VII), donde se pisaban las uvas para obtener vino. En este punto se obtienen  vistas a los castillos de Castellar y de Jimena de la Frontera.









Un tramo asfaltado conduce hacia la fortaleza medieval de Castellar Viejo. Su construcción data de los siglos XIII y XIV, con estructura y detalles en torres y puertas característicos del Reino de Granada. Con posterioridad, en la época cristiana, siglos XV al XVII, contaba con la muralla, las torres y el alcázar-palacio. El recinto está en parte almenado y protegido con torreones y barbacanas (muros delanteros).





Ya en el interior del recinto fortificado, se disfrutan sus calles estrechas, que contienen casas de teja árabe a una o dos aguas, de paredes blancas, con puertas de madera y ventanas protegidas por portillos y rejas de forja sencilla. Pasearlo es más que asistir a toda una lección sobre arquitectura medieval defensiva; es evocar una época y una historia en un escenario armonioso, mantenido por el esfuerzo y la iniciativa de sus irreductibles habitantes y su inquebrantable voluntad de mantenerlo vivo. 

El conjunto, declarado Monumento Histórico-Artístico en 1963, forma parte del Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz.









Solo queda regresar al punto de partida por la Calzada Medieval. Un camino empedrado, probablemente calzada romana trazada sobre un anterior sendero. Este tramo es uno de los mejor conservados de la zona. Los lugareños lo utilizaban habitualmente, manteniéndose en perfecto estado hasta que la población se traslada más abajo, debido a la construcción del embalse, y se funda Castellar Nuevo, en 1971.